hacer pulseraspulseras artesanales

Pulseras de cuero trenzado

Las pulseras de cuero son un modelo que nunca pasan de moda, porque es un pulsera que pega con todo, teniendo en cuenta el color claro, y que quedan muy bonitas puestas. Además este tipo de pulseras valen tanto para hombre como para mujeres, al igual que hay ciertas pulseras que no pegan para nada en hombres, éstas son totalmente unisex. Así que tanto si eres hombre como mujer podrás hacer y lucir estas preciosas pulseras de cuero trenzado.

Materiales que necesitamos.

 

Cordón de cuero.

Tabla de macramé.

Unas tijeras.

Pegamento de contacto.

Un adorno que te guste para añadir a la pulsera.

Pulseras de cuero

Cómo hacer una pulsera de cuero trenzado paso a paso.

 

1. Coloca la tabla de macramé en un zona lisa, donde puedes trabajar sin problemas. A continuación corta dos trozos largos de cordón de cuero, uno deberá ser más largo que otro. Dependiendo de cómo quieras de grande la pulsera las medida variara, pero más o medio la media es una proporción de 60cm x 200 cm.

2. Los trozos que hemos cortado deberemos fijarlos a la tabla de la siguiente manera: el trozo más pequeño irá doblado a la mitad, con una pequeña separación, y una vez tensado se fijará tanto en la parte de arriba como en la de abajo; después el trozo más largo irá colocado desde la parte más superior del trozo doblado, y por debajo de éste.

3. Ahora llega el momento de comenzar con el trenzado, lo único que tienes que hacer es ir pasando los extremos de un lado a otro del cuero tensado. Primero pasarás el extremo izquierdo hacia la derecho, y lo mismo con el derecho en la otra dirección. Según vas haciendo este trenzado no te olvides de ir tensando, para que la pulsera quede prieta.

4. Cuando llegues a la longitud deseada deberás cortar los restos de cuero que quedan, eso sí debes de dejar un pequeño trozo para hacer el final de la pulsera, y poder abrocharla. A continuación, introducimos el abalorio que hayamos escogido por los cuatro trozos de cuero, y aplicamos un poco de pegamento para que no se separe de éstos.

5. Una vez que hemos seguido todos estos pasos sólo nos queda soltar la pulsera de cuero de la tabla de macramé, y ahí ya tendremos hecho nuestro broche para poder abrochar la pulsera con el abalorio que hemos colocado.

Aunque te parezca que puede ser un poco complicado, para nada es así, una vez que te pones manos a la obra con ello te sale al final de forma mecánica. Quizás lo que más te cueste al principio sea que te quede la pulsera con la rigidez correcta, pero no pasa nada, puedes ir deshaciendo siempre que te confundas o que vayas perdiendo el tensado. Con la práctica ya verás cómo vas mejorando y conseguir hacer estas pulseras de cuero en nada de tiempo, además puedes ir añadiendo todos los complementos que te apetezcan, y también podrás hacer más pulseras de cuero dependiendo del cordón de cuero que uses.

Web de