hacer pulseraspulseras artesanales

Pulseras de la Amistad

Las pulseras de la amistad son de las más conocidas y típicas, cuando ibas de pequeño a los campamentos o a cursos de verano siempre volvías con más de una de estas pulseras, y es que en estos sitios lo que más hacías eran manualidades, y aprendías a crear cosas útiles y bonitas con cosas cotidianas.

Además como conocías un montón de gente con la que creabas vínculos enseguida, en la despedida siempre se entregaban este tipo de pulseras, que simbolizaban que aunque fueran a estar separadas su amistad iba a seguir, de ahí que se conozcan como pulseras de la amistad.

Casi todo el mundo en su adolescencia ha hecho y recibido este tipo de pulseras, una vez que una amiga aprendía a hacer todo el grupo quería su pulsera, y al final todas acaban aprendiendo, porque se tratan de pulseras muy sencillas de hacer, y tampoco necesitas materiales que puedes encontrar por casa. Como hablamos en otro artículo, hay muchas formas de como hacer pulseras pero quizás esta sea una de las más sencillas y asequibles.

Materiales que necesitamos.

 

Hilos de punto de cruz de colores, puedes intercalar tantos colores como quieras. Otra buena opción son los hilos de macramé, los que tengas por casa.

– Un trozo de cartón o papel.

Un alfiler, por si necesitemos quitar nudos mal hechos.

Una caja con tapadera, que nos servirá para sujetar los hilos, y poder utilizar las dos manos. Otra opción es enganchar los hilos a un imperdible, y luego este ponerle en un cojín o en tu propio pantalón. Eso ya elegirás tú la opción con la que trabajes más cómoda y mejor.

Pulseras de la amistad

Cómo hacer una pulsera de la amistad paso a paso.

 

1. Lo primero, tienes que escoger los colores que quieres que tenga tu pulsera, teniendo en cuenta que cuantos más colores incluyas, más gruesa quedará la pulsera. Cuando tengamos los colores elegidos cortamos unos 80 cm, les juntamos todos, y los doblamos a la mitad. Esta medida dependerá de lo larga que queramos la pulsera, y también variará si usamos más un color que otro.

2. Ahora cogemos el papel y empezamos a doblarlo hasta que tengamos una base consistente, entonces pasaremos el extremo de los hilos que hemos doblado, y doblaremos el papel para que los hilos no se salgan. Después introduciremos el papel en la caja con tapadera, dejándolo a la altura del borde, cerraremos la tapa y así podremos trabajar tranquilamente sin necesidad de hacer nudos al comiendo de la pulsera, que es lo que habría que hacer en caso de usar el imperdible.

3. En este paso tendremos que elegir el color que queramos que se vea, separaremos ese hilo del resto con una mano, y comenzaremos a pasarlo por el resto de los colores de abajo hacia arriba. Hecha la primera vuelta tensaremos los hilos de colores y subiremos el hilo principal hacía arriba, después seguiremos el proceso sucesivamente con ese mismo hilo. Cuando queramos sacar nudos de otro color, lo único que tenemos que hacer es sacar el hilo de ese color e introducir el anterior con el resto, y aplicar los mismo pasos que antes. Así sucesivamente con todos los colores.

4. Cuando acabamos, solamente hay que hacer un nudo con todos los cabos, y cortar los restos. Cuando saquemos la pulsera de la caja, verás que en el otro extremo queda el ojal para poder abrochar la pulsera.

Y de ese modo ya tendrás tu pulsera de la amistad hecha. Existen muchos más modelos, pero éste es el más sencillo, que para empezar no está nada mal.

 

Web de